La Torre de Babel: la explicación bíblica a la diversidad de las lenguas

5
(1)

La historia de la Torre de Babel es la versión que ofrece la Biblia para explicar la existencia de diferentes lenguas en el mundo. Todo surge después de la devastación generada por el diluvio universal, cuando los supervivientes decidieron hacer una torre para llegar al cielo y evitar un segundo diluvio. ¿Pero cómo y por qué aparecieron las diferentes lenguas?


La Torre de Babel es una edificación mencionada en la Biblia, específicamente en el Libro del Génesis. Es el objeto central de un mito de origen que intenta explicar cómo y porqué las personas hablamos diferentes lenguas. Según el relato, la multiplicidad de las lenguas sería un castigo divino para evitar que las personas pudiesen entenderse con el fin de llegar al cielo mediante la Torre de Babel.

Por el momento no se han encontrado evidencias de la existencia real de la Torre de Babel. Sin embargo, la edificación a veces es asociada con el templo Etemenanki, que actualmente se encuentra en ruinas. No está descartado que este templo haya sido la inspiración principal del relato bíblico de la Torre.

El relato de la Torre de Babel en la Biblia

La Torre de Babel es descrita en el Libro del Génesis, cuya autoría es comúnmente es atribuida a Moisés. El relato indica que la humanidad quedó casi extinta después del diluvio universal, quedando solamente Noé y siete de sus familiares. Los descendientes de Noé se habrían desplazado hacia la llanura de Senaar, parte de Babilonia. Allí, los descendientes de Noé, que hablaban un único idioma, decidieron asentarse y construir una torre lo suficientemente alta para llegar al cielo.

Yahveh, quien fue el dios de Noé, observó esta situación y decidió que las personas que construían la torre hablasen diferentes lenguas para que así no pudiesen entenderse los unos a los otros. Eventualmente la construcción de la torre fue paralizada y las personas se dispersaron alrededor del mundo. Pese a que el relato no lo indica, es probable que los descendientes de Noé querían construir la Torre para evitar fallecer en un hipotético segundo diluvio universal.

El relato bíblico de la Torre de Babel se encuentra en Génesis 11 1:9, y dice lo siguiente:

Toda la Tierra hablaba una misma lengua y usaba las mismas palabras. Al emigrar los hombres desde Oriente, encontraron una llanura en la región de Senaar y se establecieron allí. Y se dijeron unos a otros: «Hagamos ladrillos y cozámoslos al fuego». Emplearon ladrillos en lugar de piedras y betún en lugar de argamasa y dijeron: «Edifiquemos una ciudad y una torre cuya cúspide llegue hasta el cielo. Hagámonos así famosos y no andemos más dispersos sobre la faz de la Tierra». Pero Yahveh descendió para ver la ciudad y la torre que los hombres estaban edificando y dijo: «He aquí que todos forman un solo pueblo y todos hablan una misma lengua; siendo este el principio de sus empresas, nada les impedirá que lleven a cabo todo lo que se propongan. Pues bien, descendamos y allí mismo confundamos su lenguaje de modo que no se entiendan los unos con los otros».

Así, Yahvev los dispersó sobre la faz de la Tierra y cesaron en la construcción de la ciudad. Por eso se llamó Babel, porque allí confundió Yahveh la lengua de todos los habitantes de la Tierra y los esparció por toda la superficie.

La biblia no hace ninguna mención de la destrucción de la torre, solo indica que los habitantes de la torre dejaron de construirla. Sin embargo, en el Libro de los Jubileos (cap. 10 v. 18-27), se indica que Dios derribó la torre con un gran viento.

El templo Etemenanki, ¿una posible inspiración para la Torre?

Hay académicos que consideran que el templo Etemenanki fue una de las inspiraciones principales detrás del relato de la Torre de Babel. El templo fue un zigurat dedicado al Dios Marduk en la ciudad de Babilonia. Su nombre es un término sumerio, y significa “templo de la fundación del cielo y de la tierra”. En la actualidad se encuentra en ruinas, y se encuentra a 90 kilómetros al sur de Bagdad, Irak.

La Torre de Babel - Reconstrucción del Templo de Etemenanki
Reconstrucción del Templo de Etemenanki (Wikimedia Commons/Jona Lendering).

La demolición final del templo Etemenanki ocurrió alrededor del año 323 A.C, ocho años después de que Alejandro Magno capturase Babilonia y ordenase la reconstrucción del edificio. Al volver, él observó que no se había progresado en la reconstrucción, y ordenó a su ejército demoler todo el edificio para dar lugar a una última reconstrucción. No obstante, su muerte impidió que ella tuviese lugar. Las Crónicas Babilónicas registraron varios intentos sucesivos de reconstrucción, todos ellos empezando con la remoción de los restos del zigurat original.

El profesor Stephen L. Harris propuso que el Cautiverio de Babilonia fue la instancia en que el templo Etemenanki sirvió de inspiración para la elaboración del relato sobre la Torre de Babel. En la historia judía, el Cautiverio de Babilonia o Captividad de Babilonia es el periodo en que muchos de los habitantes del Reino de Judá estuvieron exiliados en Babilonia, señalando el inicio de la deportación y exilio de los judíos después de la destrucción del Templo de Jerusalén a manos de Nabucondosor II.

Issac Asimov, renombrado autor de ciencia ficción, especuló que los autores de Génesis 11 1:9 se inspiraron en la existencia de un zigurat aparentemente incompleto y ubicado en Babilonia, y que podría ser el templo Etemenanki. Él respaldó esto con la semejanza fonológica existente entre el babilonio Bab-ilu, que significa “la puerta de Dios”, y la palabra hebrea Balal, que significa “mezclado”, “confundido” y “cofundado”.

El Libro del Génesis no señala qué tan alta era la Torre de Babel. La frase comúnmente usada para describir su altura, “su cúspide en el cielo”, era una expresión común para señalar una altura impresionante. En vez de implicar arrogancia, la frase tendía más a ser una expresión cliché.

Sin embargo, según el Libro de los Jubileos, la Torre de Babel tenía una altura de 2.484 m, o 8.150 pies. Esto le daría a la Torre una altura tres veces superior a la del Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo desde su inauguración en el año 2009.

Referencias:

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 1

Contenido relacionado

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 1

Deja un comentario